miércoles, 14 de enero de 2015

Indiferencia


Carta a mi padre

Hiciste los primeros cielos
inquebrantables como tu indiferencia.
Pude verte en el parto de mis sueños
desmembrando los colores de mi lengua.

El pájaro de la angustia
Volverá a posarse sobre mi nombre,
cual palabra dolorida
mientras busco dentro de mí.
¿Dónde nace el sustento
de toda ésta falta de caricias,
de tu médula ósea que desaparece?

Crees que puedes ocultarte e infundir tu pánico
esta bestia ya no sufre,
la pedrería de tu aliento ha perdido su fulgor,
respira,
déjame morir,
no me nazcas,
no me niegues,
no me plantes
no me riegues
déjame.



(2003)

orquidea psicopata

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Agradezco sus comentarios y sugerencias para mejorar¡