viernes, 13 de junio de 2014

Silente corazón






Una rosa se desangra,
en cada pétalo duerme una partícula de vidrio
cristal moliéndose sobre mi rostro y el tuyo,
sobre la tierra adormecida de dolor,
en ésta mano que no descansa sin tu cuerpo.

Caen sobre mí partículas de humo,
miel derramada en mis ojos y tu cuello,
desde un extraño que viaja entre palabras
que nunca existirán.

Mi corazón es una amapola desnuda,
mi corazón, silente corazón,
mis vértebras palpitan,
mi vulva se desgrana,
espero la codicia de tus labios.


(2003)





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Agradezco sus comentarios y sugerencias para mejorar¡