miércoles, 3 de octubre de 2012

Lección de vida




Cada día paso saltando sobre él

Con los pies enfundados

En botas de hule,

Con pensamientos negros,

Menos negros,

Grises,

Tan negros

Como las nubes que persiguen mis pasos

Lanzando gotas.

Cada día que piso corriendo sus raíces

Y lo veo,

Me pregunto si yo seré

Algún día como él,

O seré siempre

Igual a esa planta de hojas amarillas

Que tengo en casa

Viviendo el síndrome

De “trasplante muy reciente”

Que aunque ya ha sentido tantas lunas,

Tanto sol y tanta lluvia,

a pesar de todo

no sabe ser fuerte.

 
  orquidea psicopata

2 comentarios:

  1. No grita, no se queja, no protesta... a veces sin agua a veces con mucha, a veces con frió otras con calor. A veces en una maceta chica que la impide crecer, sin vitamina de primavera, sin luz de invierno, sin palabras de aliento... pero no, no se queja. Y yo no soporto que una sola se me muera.

    ResponderEliminar
  2. gracias enrique por comentar.. saludos lluviosos desde un san cristobal ahora gris, lo bueno es que a ellas les encanta el agua y en el jardin hay varias en flor.. saludos y abrazos!

    ResponderEliminar

¡Agradezco sus comentarios y sugerencias para mejorar¡