viernes, 17 de agosto de 2012

Topo







“El topo el un animal que cava galerías bajo la tierra buscando el sol; A veces su camino lo lleva a la superficie, cuando ve el sol, queda ciego”

A. Jodorowsky





Topo



Sus ojos se vuelven cada vez más negros, empequeñecidos por la luz, las ruedas de color pardo se ensanchan más, forman bolsas oscuras alrededor.

La ola de luz cae sobre su cabeza como un hacha, una avalancha que la obliga a entrecerrar los ojos, siente como la corteza cerebral palpitan debajo de su cráneo, cada latido es una punzada más aguda y cada vez entrecierra más los parpados, incapaz de centrar su atención, incapaz de alejar el dolor, sus globos oculares se hinchan todavía más, pero no explotan, su piel palidece bajo el incesante destello artificial. Pero de su boca solo sale un “buenos días, estamos para servirle, lo puedo ayudar en algo” ni un quejido, auque duela, auque sus ojos ardan como el carbón.

Ni plegarias ni ruegos, solo busca aferrarse a las cosas buenas, busca pensar en las cosas bellas, no en las arañas de luz que penden desde cualquier ángulo sobre su cabeza… pero ¿las cosas buenas dónde están?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Agradezco sus comentarios y sugerencias para mejorar¡