martes, 1 de marzo de 2011

Hombre



Es tan ácida tu claridad
Que incluso tu boca
Despide un tacto de roca.

Es tan ácida tu claridad que
Los poros de tus manos
Solo sienten la roja patria,
La roja angustia,
Desprendida a medias de tus ojos.

Es tan ácida la oscuridad de tu boca
Que busco huir
De ese sonido desnudo,
Que brota de tu azul venganza
Y lo impregna todo
De esta textura de azufre y llanto. 

orquidea psicopata

Pintura: Eco por un grito, 1937, David Alfaro Siqueiros.

5 comentarios:

  1. Siempre nos queda el antiacido del amor propio.

    ResponderEliminar
  2. jaja pero puede ser incluso bastante mas corrosivo, creo yo, depende de la dosis... gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  3. si se deduce del psicoanalisis, el autoestima no existe, por q supone q no lo marcamos nosotros mismos, cuando el estima q nos tengamos es mas bien impuesto por el otro. el estima q nos tenga el otro. el amor propio...
    pudiera llegar a ser tan corrosivo...tennessee williams dice q el infierno es un0o mismo, sartre q el infierno son los ojos del otro, o uno esta mal, o el infierno somos todos.

    ResponderEliminar
  4. William Blake dice que la vida es pasar por el sistema digestivo del diablo.. Yo creo que el infierno somos todos si,
    Sartre dice tambien que no existe la naturaleza humana, solo la improvisación porque no hay patrones en los que podamos guiarnos, ningun pensamiento filosofico en el que podamos basarnos, y que muchas veces usamos el espejo que es el otro.
    Mi abuelo dice que el paraiso, es lo que cubra tus necesidades en el momento preciso, si tienes sed agua o simplemente un excusado, si dijeramos eso a la inversa podriamos encontrar otra vez aqui que si, que el infierno somos todos, saludos!

    ResponderEliminar

¡Agradezco sus comentarios y sugerencias para mejorar¡