martes, 25 de enero de 2011

Infierno




Cuando terminaron de coser mis labios con el cierre metálico el ardor se suavizó, mi cuerpo de trapo ya no dolía, estaba ahí, sumido en la laxitud del sueño eterno. No escuchaba los latidos de mi corazón, la saliva se negaba a formarse en mi garganta, ningún músculo se dignaba a responder. Sólo mis pensamientos martilleaban ruidosos. Mi cabeza ardía.
Contemplaba la escena en blanco y negro, desde arriba, ahí estaban las mesas, estabas tú, el libro de poesía, la taza de café formando círculos concéntricos, la estantería, el tocadiscos con la aguja a punto de caer. Una voz en off me dio la bienvenida
­El infierno es esto   dijo. El instante  se repite eternamente.
El eco llenó mis oidos durante un minuto, y otro, y otro, y ...
No podía gritar, no podía huir, la aguja parecía estar a punto de caer, a punto de romper la monotonía, tus labios parecían a punto de emitir algún sonido, tu lengua  se mostraba pesada, perezosa al fondo de tu boca.  Nada ocurría, nada que rompiera el lamento de esa última “e” que se metía más dentro, vaciándome, cada vez más hondo, más lento, más. Hasta hacerme estallar, hasta dejarme en silencio, hasta herirme.

orquidea psicopata

5 comentarios:

  1. un instante eterno... pero, y si ese instante s nuestro favorito, si uno dejase, por ejemplo , de envejecer. queda de mas decir q te hartarias, ya schopenhauer habia dicho esto, q una vida q no te permite estancarte, sino q agota el deseo, aun si tu decides q eso quieres, es una vida cruel.
    pero quiza podriamos decir eso, q el universo es ciclico y todo se repite, q el tiempo es mas grande q el movimiento y q mil años son un instante q se repite siempre.
    creo q todos nos hemos sentido con ese martillear. hoy en la mañana lo tuve yo, sentia casi los neurotransmisores pasar a prisa como sangre en las sienes. saludos.

    ResponderEliminar
  2. es complicado definirlo por una parte yo opino como Tales que nunca nadie puede bañarse dos veces en el mismo rio, el rio es otro porque sus aguas han mudado y la persona es otra,
    por otra parte opino como Nietzsche con la teoria del eterno retorno, eso lo aplico mas a la rueda historica, a esos enormes ciclos que se repiten una vez y vuelven a caer en el fracaso, pero como la historia es tambien humana esos mismos errores que ella refleja somos nosotros, circulos que son practicamente imposible de romper...

    ResponderEliminar
  3. sin embargo no todo es fracaso y desesperanza, el humano no es esa criatura siempre vil q quisieramos ver. no es ningun santo, tampoco. pero una cruatura q hace arte, ciencia y filosofia no me parece tan despreciable.
    seria verdad que uno no es el mismo en el rio, pero, si recuerdo bien a aristoteles, algo de eso es el mismo, ya lo dice de la produccion del o ser al ser. visita mi blog, me interesarian tus comentarios.

    ResponderEliminar
  4. no recuerdo bien, pero no era heraclito de efeso el del rio?yo diria mas como aristoteles, q algo permanece: ahi el enigma del sufrimiento, q algo cambia y algo permanece. dicen q nuestra memoria nos hace, pero y si yo la odio? odio la inteligencia; odio el pensamiento:no. odio la conciencia.
    pero lo q amo cambia, lo q me parece q no me da felicidad permanece: pero el fin no es la felicidad.
    espero q visites mi blog y comentes. pareces interesante.

    ResponderEliminar
  5. tienes toda la razon, oceanos mentales lo siento, es Heraclito, claro...
    me pasare por tu blog, si. Saludos!

    ResponderEliminar

¡Agradezco sus comentarios y sugerencias para mejorar¡